Agua libre de sustancias disueltas o elementos en suspensión es vital para una correcta entrega de resultados en laboratorios. Para lograr la pureza necesaria se requieren de diferentes métodos, ésto dependiendo del uso que se le quiera dar al agua purificada.

Los métodos más comunes de purificación en laboratorio son:

  • Filtración: Este es, sin duda, el método más sencillo y se utiliza como pre-filtrado para eliminar partículas en suspensión de mayor tamaño. Para ello se vierte el agua en un filtro de profundidad con microporos y combinado con un tratamiento con carbón. Este método de filtrado se usa generalmente como una manera de proteger los subsiguientes métodos de purificación y también para evitar el bloqueo de las máquinas especializadas. 
  • Desionización: Este método es usualmente el paso final en el proceso de purificación. Su fin es el de eliminar los minerales presentes en el agua, al utilizar resinas de intercambio iónico, las cuales sustituyen los minerales presentes por los protones de la resina. A pesar de este proceso, aún pueden quedar en el agua partículas, bacterias, pirógenos y virus. El agua resultante de este método es muy agresiva con los metales y debe guardarse en contenedores de plástico o vidrio.

Científico purificando agua en laboratorio con bata blanca

  • Luz ultravioleta: Con este sistema, se puede purificar sin la necesidad de utilizar procesos o elementos químicos. La luz ultravioleta es encapsulada y el agua pasa a través de ella, resultando en la modificación del material genético de las bacterias y virus, de tal manera de que no pueden reproducirse, con lo cual los microorganismos se consideran muertos. Aún así, este método no elimina los minerales presentes.
  • Ósmosis inversa: En este método se aplica presión sobre un agua mayormente concentrada en sales, pasando así por membranas semipermeables especiales, obteniendo así agua purificada. Ya que estas membranas sólo permiten el paso de moléculas muy pequeñas, este método es ideal para eliminar partículas, bacterias y moléculas orgánicas. 

La variedad de métodos utilizables y la tecnología necesaria para realizar cada uno de ellos va a entregar diversos resultados. Es por esto que estos sistemas se pueden utilizar combinados o de manera única, dependiendo del proceso en el cual se utilizará el agua resultante. Para cualquiera de estos procesos, hay un producto de Elga Veolia ideal para realizarlos de manera óptima.

Reacción endotérmica equipos de laboratorio ciencia análisis química
Freezer de laboratorio refrigerador equipos de laboratorio
Cámara climática equipos de laboratorio análisis estufas y esterilización
Epidemiología equipos de laboratorio análisis
Ósmosis inversa purificación de agua equipos de laboratorio
Síntesis de proteínas ADN ARN biología
Horno de secado equipos de laboratorio horno de laboratorio secado de muestras
Bomba peristáltica equipos de laboratorio manejo de líquidos
Potabilidad del agua electroquímica análisis de agua