El autoclave es un equipo esencial no sólo para los laboratorios, sino también para hospitales, centros dentales, clínicas estéticas y cualquier establecimiento que requiera de implementos estériles para su funcionamiento. Este equipo esteriliza instrumentos y materiales mediante vapor de agua a altas presiones y temperaturas.

Un autoclave se compone de un recipiente metálico con paredes gruesas y cierre hermético. Posee una válvula de seguridad para evitar la salida del vapor de agua durante el proceso y una válvula de drenaje, para dejar salir el vapor de agua una vez que se alcanza la temperatura deseada. Tiene además una bandeja para posicionar los instrumentos a esterilizar y una resistencia para calentar el agua.

Como ya mencionamos al inicio, el uso principal de este equipo es la esterilización de materiales y equipos de laboratorio, sin embargo, ya que su uso se limita al vapor de agua a altas temperaturas, hay ciertos materiales como el papel y la mayoría de los plásticos, a excepción del polipropileno, que no son aptos para ser introducidos a un autoclave.

Autoclave de laboratorio con bandejas al interior

A pesar de ser un equipo altamente eficiente en la eliminación de contaminantes en instrumentos, este está definido como un equipo de uso general de laboratorio y no como un equipamiento sanitario. Es así como un autoclave que esté destinado a esterilizar materiales sanitarios debe cumplir con ciertos requisitos especiales, establecidos en la regulación de cada región o país.

Existen dos grandes tipos de autoclave, diferenciados por su funcionamiento:

1- Por gravedad: En este equipo, el aire es removido completamente de la cámara utilizando la gravedad, en el momento en el que se introduce el vapor de agua a alta temperatura.

2- De pre-vacío: Utilizando una bomba de vacío, este autoclave remueve todo el aire de la cámara al entrar el vapor de agua. Este método ha demostrado ser uno mucho más eficiente que el sistema por gravedad.

Un autoclave es capaz de inactivar todos los virus y bacterias, a pesar de esto, existen algunos microorganismos resistentes a sus altas temperaturas. Aún así, sigue siendo este método el más efectivo, ya que destruye a los microorganismos coagulando sus proteínas.

Autoclaves MRC

Despacho a todo Chile, sin costo en Región Metropolitana

Autoclaves CertoClav

Despacho a todo Chile, sin costo en Región Metropolitana